Cambio de paradigma en el sector sanitario. Los médicos no serán los responsables de la atención

imasgen1-8

En el sector sanitario se aprecian desde hace algún tiempo tendencias de cambio. Estas están tomando cada vez una mayor relevancia reforzándose entre sí de tal manera que nos hacen pensar que se avecinan cambios importantes. Muy posiblemente nos encontremos ante un cambio de paradigma

Veremos pronto una medicina personalizada gracias sobre todo a los avances tecnológicos. Como ejemplo más significativo se espera que el costo de la decodificación del genoma de un individuo pase de los 10.000 $ a 25.000 $ actuales a alrededor de 1000 $ en los próximos dos a tres años. Es de esperar que el mercado de la decodificación del genoma y las tecnologías relacionadas va a tener un crecimiento explosivo en los países desarrollados. Esto conducirá a una mayor comprensión de la enfermedad y el desarrollo de nuevas terapias.

El internet de las cosas permitirá interconectar en red todo tipo de equipos y dispositivos médicos. El resultado será que la información médica estará disponible en la nube, tanto para los profesionales como para los usuarios de la sanidad. La conformación de esta red sanitaria pondrá a disposición de los usuarios todo su historial con solo pulsar un botón en sus móviles.

El Smart Phone será el dispositivo médico del futuro. Se espera un crecimiento explosivo del mercado de aplicaciones, desarrollos y sensores asociados a los móviles como dispositivo médico.
Internet permitirá almacenar ingentes cantidades de datos médicos en la nube correspondientes a millones de individuos que debidamente tratadas con técnicas de Big Data nos permitirán una mayor comprensión epidemiológica de la enfermedad. Este aspecto permitirá un mejor diseño de la prevención y por tanto una reducción de costos importante.
Ante el envejecimiento de la población que se espera en las próximas décadas este aspecto será cada día más relevante haciendo de la prevención la próxima oportunidad de un gran negocio.

Una mayor cantidad de dinero se destinará a vacunas y otros medios para prevenir o reducir la incidencia y gravedad de las enfermedades graves (cáncer, por ejemplo) y las enfermedades crónicas (por ejemplo, enfermedades relacionadas con la obesidad como la diabetes).

La escasez de médicos de atención primaria, el aumento de los costos, la estandarización de los protocolos y el avance de la tecnología, producirán cambios drásticos en quienes serán los responsables de tratar a los pacientes – con más énfasis en las enfermeras, en los asistentes médicos y otros profesionales que no serán médicos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top